Cuida de tu perro

11 May 2016 cuidados perro

La historía de nuestro fiel compañero «El perro» ha acompañado al ser humano durante unos 10.000 años. Algunos científicos afirman que todos los perros, tanto domésticos como salvajes, tienen un antepasado común en el pequeño lobo del sudeste asiático.

Hoy en día, los hombres han cruzado cientos de razas de perros domésticos, algunas de las cuales jamás podrían sobrevivir en libertad. Por ello desde Wool&Dogs os queremos dar los mejores consejos para que tu perro tenga una calidad de vida extraordinaria con vosotros.

En primer lugar lo más importante será su nutrición, es una fuente necesaria para su salud, aspecto físico y satisfacción. Existen infinidad de marcas de piensos y mucha variedad en sus ingredientes. Nuestra recomendación, ser asesorados por un profesional para que valore las necesidades del perro, aunque nuestro fiel compañero nos puede indicar unas cuantas pistas, ¿cómo?, debéis fijaros en el estado de animo del perro y lo que es más importante en su pelaje, es una forma de valorar la calidad del alimento.

La limpieza otro factor clave para nuestro doggy, aunque ya lo hemos comentado en post anteriores, no nos cansamos de resaltar la importancia de su limpieza pues esta implica su salud directamente.

Dependiendo de la raza del perro, necesitará cuidados con más o menos frecuencia que otros perros, pero no puedes olvidar lavar su pelo, cara, dientes… . Si no eres capaz de hacerlo por ti mismo existe infinidad de peluquerías caninas, que dejarán impecable a tu fiel amigo.

Educación canina, un perro doméstico necesita de nociones básica para una correcta convivencia con el ser humano, algunas tan principales como no hacer sus excrementos en casa, que no nos tire de la correa… . Un adiestrador profesional os dotará de las herramientas para poder realizar un adiestramiento que perdure en el tiempo.

Por último y no menos importante, el ejercicio. Nuestro perro necesita actividad algunos más que otro, dependerá en cierta parte de la raza, no es lo mismo tener en casa un boxer que un bulldog fránces.